Perdidos en el borde exterior

Cuaderno de Bitácora 5

Un error de cálculo

En su última aventura, nuestros protagonistas acabaron en la base rebelde más cercana, para dejar allí a tres rebeldes huidos de una nave prisión del imperio, situada en Yavin IV.

Allí conocen a San-gri-lah, una trabajadora de la oficina diplomática chalactana, enviada por el gobierno a entablar contacto con los rebeldes tras la disolución definitiva del senado galáctico por parte del Imperio. La detención de la Princesa Leia, representante legítima de Alderaan en el Senado Galáctico, y por lo tanto, con inmunidad diplomática, que el Imperio se ha pasado por donde no brilla el sol, ha terminado de poner a muchos planetas en contra del Imperio.

Nuestro grupo está ahora compuesto por Druma, el Capitán Dorian, Dit I Fett, Choriwaka (interpretado ahora por Rito) y San-gri-lah (a la que Druma se empeña en llamar Xanadú). Para variar, están tomando unas copichuelas en la taberna más cercana, cuando uno de los cazarecompensas de Pizza Hutt se acerca a su mesa para hablar con el Capitán Dorian. Se trata de Saltaca, un doriano de color verdoso. Les dice que el Imperio está preparando un arma mucho más poderosa que la Estrella de la Muerte y que si les interesa esa información, podría proporcionársela a cambio de que hicieran un trabajito para Pizza Hutt.

El trabajo consiste en ir a unas coordenadas que les proporciona Saltaca a encontrar un artesano que se dice, ha conseguido fabricar un hiperimpulsor especial que sería el doble de rápido que cualquier hiperimpulsor actual. No sabe exactamente dónde está, pero si la zona, un sector bastante alejado, en el borde exterior. El trabajo de los personajes consistirá en encontrarle y conseguir un impulsor. Para ello, les da un droide de astrogración, R1D7.

R1D7 es un modelo antiguo y de camino a la nave, se cae por la rampa de embarque y se queda un poco escacharrado, pero Druma le hace un apaño rápido. Desgraciadamente, no detecta que uno de los chips no funciona bien, y el cálculo de astrogración resulta ser incorrecto.

Al salir del hiperespacio, se encuentran con una simpática patrulla imperial que les informa de que se encuentran en zona restringida y que no están autorizados a navegar por esta zona. Nuestros héroes explican que su llegada a estas coordenadas desconocidas se debe a un fallo mecánico. Los imperiales les explican que se encuentran junto al planeta Alsabañón, un planeta prisión Imperial del borde exterior, y les ordenan que aterricen en la zona 73 de atraque. Una vez allí, se les dará alojamiento y se les proporcionará un chip de repuesto para R1D7 en un plazo no mayor a tres días.

Alsabañón está cubierto íntegramente por edificios. Algunas zonas del planeta son edificios para las tropas y el resto, edificios para los reclusos, separados en zonas de contención. Las tropas imperiales son abundantes, aunque su aspecto deja un poco de desear. La lejanía del núcleo de la galaxia se nota y el aspecto y la disciplina son bastante más relajados de lo habitual.

De momento, Druma permanece oculta en la nave, dado que tanto imperial junto no le hace mucha gracia. Los demás, bajan de la nave, y tras requisársele las armas, se les da acceso a sus alojamientos temporales y se les permite el uso de las instalaciones de recreo de la tropa, con lo que, cosa rara, terminan en la taberna viendo pasar la noche.

Comments

Aviso_a_roleantes

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.